Claudia Gafner-Rojas

Derecho ambiental - Derechos humanos

La voz indígena en el Foro de Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos 2017



5 de diciembre de 2017

Garantizar el respeto de los derechos de los pueblos indígenas amenazados por la presencia de empresas multinacionales, principalmente mineras y extractivas en sus territorios ancestrales fue, entre otros, uno de los aspectos abordados en el pasado Foro de Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos (UNFBHR por sus siglas en inglés: United Nations Forum on Business and Human Rights) que se celebró entre los días 27 y 29 de noviembre pasados en Ginebra y en donde la voz y el mensaje de estos pueblos se pudo escuchar alto y claro.

Si bien no solo pueblos indígenas, comunidades campesinas y grupos étnicos se ven perjudicados por la, muchas veces, desmesurada actuación de empresas multinacionales, ellos por sus particulares circunstancias económicas, sociales y culturales son los más susceptibles de verse afectados en el goce de sus derechos. Según estudios de la IWGIA se estima que el 50% del oro producido entre 1995 y 2015 y más del 70% del cobre que se producirá hasta 2020 tiene lugar en territorios ancestrales indígenas. Informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos resaltan que una de cada tres hectáreas destinadas a proyectos extractivos se corresponde con tierras de comunidades indígenas. De acuerdo con el último informe de Global Witness 2017, en 2016 200 defensores de la tierra y del medio ambiente fueron asesinados, la gran mayoría de ellos fueron indígenas y campesinos, quienes en muchas ocasiones se manifestaron previamente contra proyectos económicos de gran magnitud.

Estos son solo algunos datos que ponen de manifiesto la importancia y el significado de la cuestión no solo en relación con la protección de los derechos de los pueblos indígenas sino también con la preservación ambiental en interés de la humanidad en su conjunto, pues no hay que descuidar que la mayoría de estos pueblos están asentados en espacios naturales de interés global, de los cuales, además, ellos han sido sus guardianes durante siglos.

Se destaca del foro el muy aplaudido discurso de la señora Liliana Hernández, Jefe del Caucus de los Pueblos Indígenas en la clausura del UNFBHR, el 29 de noviembre pasado. Su mensaje se puede resumir en pocas palabras: “La vida no tiene precio”. Ella sostuvo que la principal consecuencia que se deriva de la actuación irresponsable de empresas multinacionales en relación con sus comunidades es la pérdida de la vida en el sentido amplio de la palabra. Insistió en que las comunidades indígenas no reclaman solo por ellos sino por todos los hijos e hijas de la tierra. Rogó por la reparación de los daños que las empresas han causado. Pidió que se eliminen las barreras de acceso a la justicia. Afirmó que los Estados han sido más colaboradores con las empresas que con la vida. Se preguntó qué puede reparar la vida de las personas de los animales y plantas perdidas. Ella pidió que sean consideradas no solo las pérdidas ambientales sino también las culturales, que violan lo acordado en el convenio 169 de la OIT. Insistió en la importancia de que la consulta previa se tome en serio y también que se respete el marco de implementación de los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos, adoptados en el seno de la ONU en 2011, y que en ellos se consideren los sistemas de justicia y los derechos indígenas. Pidió que la cuestión de las mujeres indígenas se incluya en el Foro de manera particular y expresa. Recomendó que se haga énfasis en el derecho a la transparencia de las empresas y en el diseño de mecanismos que permitan la responsabilidad extraterritorial de ellas. Y por último recomendó realizar las acciones necesarias para acelerar la aplicación de los tres pilares en los que se basan los citados Principios y que se adopte pronto el Tratado internacional sobre Empresas y Derechos Humanos que se prepara en el marco del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre esta cuestión.

El blog de Claudia Gafner-Rojas Copyright © 2018                             Claudia Gafner-Rojas  rojasrojasrojas@hotmail.com                                 Inicio